31 de diciembre

 

El espectáculo de fuegos artificiales tiene una duración de cerca de ocho minutos y está distribuido en diversos puestos de quema de fuego localizados en el anfiteatro de Funchal, en la orilla marítima y en el centro de la ciudad, en el mar y otro en la isla de Porto Santo.
Este espectáculo grandioso, que es uno de los carteles turísticos más importantes de Madeira, reconocido internacionalmente por el Libro Guinness de los récords en el año 2006, como «el mayor espectáculo de fuegos artificiales del mundo».