23 de diciembre


La Noche del Mercado se celebra el 23 de diciembre, cuando los madeirenses realizan las últimas compras de Navidad, y es en este momento cuando mejor se siente el espíritu de la «Fiesta», designación que el pueblo madeirense ha otorgado a la Navidad. Los habitantes se dirigen al Mercado dos Lavradores, donde las calles circundantes, que están cerradas al tráfico, se llenan de comercios que abren durante toda la noche. Estos presentan variados productos regionales como flores, arboles, frutas, verduras, dulces, bocadillos de carne vino y ajos y bebidas típicas, como la «poncha».
El anochecer es el momento más esperado del día, con el tradicional espectáculo de villancicos donde los isleños asumen el papel de verdaderos artistas. En este evento también participan bandas de música y grupos folclóricos que contribuyen para el ambiente festivo y de animación que perdura hasta el amanecer.